miércoles, 7 de enero de 2009


Te siento en ese beso que no fue. Te siento en las ausencias. Te siento en los escombros de este amor que me lleno de penas. Te siento en el olvido. Te siento en el recuerdo. Te siento en cada parte. Te siento en todo el cuerpo. No importaran las formas, ni la piel que te pongas. Ni cuándo, dónde y cómo. Ni el nombre que te nombran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada