jueves, 29 de enero de 2009


Fueron tantos besos los que rechace por tí, fueron tantas horas muriendo de amor por tí sin darme cuenta que no eras para mi, sin darme cuenta que me arrancaste hasta la piel. La culpa ha sido mía creyendo que algún día serías tan solo para mí.

(Las amo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada