viernes, 30 de enero de 2009


Ocurre que hay oportunidades en las que crees que no hay forma que las cosas salgan al reves y te jugas a todo o nada, confiada en que no caeras nunca, pero ocurre que sí podes caer. Ocurre que a veces, la vida te cambia en un segundo… tu mundo deja de ser tuyo, ya no hay algo que tengas que entender porque no reconoces nada. Ocurre que a veces lloras sin lagrimas lo que pudo ser y no fue, lo que fue y nunca sera de nuevo, lo que es y no te gusta que sea, lo que queres que sea y no sera jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada